Mi nombre es Montecristi.

Este es mi verdadero nombre. Y esta es mi verdadera historia.
Por favor, nunca más me olvides.
En algún momento de la historia se perdió mi identidad.
Me lo quitaron.

A lo largo de la historia, los expertos me han llamado el mejor sombrero de paja del mundo. Pero la gente y los medios me han estado llamando por el nombre equivocado. Me han estado llamando Panamá.

Cuenta la leyenda que en la inauguración del Canal de Panamá en 1914, el presidente de los Estados Unidos, Teddy Roosevelt, con uno de los sombreros de paja toquilla fina de Montecristi ecuatorianos, fue fotografiado y la prensa llamó al sombrero “Sombrero de Panamá”. Otra versión dice que Roosevelt no podía pronunciar «Montecristi» y le era más fácil decir Sombrero de Panamá. Es posible que nunca sepamos la verdadera razón de la pérdida de su nombre y origen.

Pocos saben que se elabora en Ecuador. En la comuna de Pile, en el cantón Montecristi, en la provincia de Manabí. Declarada como denominación de origen del Ecuador en 2009 y desde 2012 Inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Más de un siglo de ser mal llamado ha afectado a mis tejedores tradicionales social y económicamente.

Mi pueblo casi ha sido olvidado. Lo llaman, el cementerio de los vivos.

Con solo 700 habitantes quedan en Pile, debido a la migración forzada de artesanos que abandonan su pueblo para buscar nuevas oportunidades en las grandes ciudades, considerando que sus artesanías no son valoradas ni un medio económico para sobrevivir. La ciudad se está olvidando poco a poco. La mayoría de sus habitantes son personas mayores.

Según los antropólogos, el ritual del tejido se pasó de generación en generación, pero hoy los jóvenes no quieren aprender a tejer porque no encuentran una identidad, no encuentran continuidad en su cultura.

Mis hijos se van. No quieren aprender el oficio. Toma tiempo. Demasiado tiempo para algo que no los representa.

Me llaman como un país al que no pertenezco, cuando en realidad soy fabricado en un pueblo de la provincia de Manabí en Ecuador.

Por falta de identidad, la continuidad de la cultura toquilla podría perderse para siempre. Su nombre real ha sido borrado de la historia durante más de un siglo. La artesanía está siendo abandonada. Sus cultivos de toquilla comienzan a verse afectados por la falta de trabajo de campo. Su arte podría perderse … para siempre.

El MOMA, Museo de Arte Moderno de Nueva York, incluyó el sombrero Montecristi en su exposición de 2017 ¿Es la moda moderna ? Para la exhibición, se hizo a mano un sombrero de paja de grado 34, un sombrero fino muy raro y único. Holger Carranza, artesano tejedor tradicional de Pile estuvo presente en la exhibición en Nueva York con el curador experto Hugo Gonzenbach.

He sido expuesto en museos como MOMA. Me venden en Dubai y Paris. Me usan millonarios, celebridades y personas de todo el mundo.

Un simple error periodístico, un fake news, me borró de la historia, borró a mi gente y su herencia.

Esta historia tardó 100 años en llegar a ti. Hazlo tuyo y compártelo. Que todos sepan que hay muchos sombreros, pero solo en Pile, Ecuador, se tejen los mejores sombreros de paja toquilla del mundo.

#minombreesMontecristi es la primera campaña mundial que devuelve el nombre al producto artesanal más reconocido y valorado del Ecuador. Gracias por conocer la historia real y ayudarnos a cambiar la historia y así devolver la verdadera identidad ecuatoriana al sombrero Montecristi.

Todavía estoy aquí. Estoy a punto de desaparecer. Pero ahora conoces la historia. Recuérdame siempre.

Desde el año 1500, soy el mejor sombrero de paja del mundo. Durante más de cien generaciones, he sido el mejor artesano del Ecuador. Mi nombre es Montecristi. Nunca más me olvides.

Gracias por conocer la historia real y ayudarnos a cambiar la historia y así devolver la verdadera identidad ecuatoriana al sombrero Montecristi.

Recuerda compartir mi historia. Nunca me olvides.

Mi nombre es Montecristi es un concepto de responsabilidad cultural que busca visibilizar el arte y el artesano. Nuestros principales beneficiarios: tejedores tradicionales de la comuna de Pile, en Montecristi, Ecuador, donde se producen los mejores sombreros.

ÚNETE A NOSOTROS. CONTÁCTENOS.

    SU FUTURO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS. COMO EL FUTURO DEL SOMBRERO FINO MONTECRISTI ESTÁ EN SUS MANOS. A MEDIDA QUE MÁS GENTE COMPARTA ESTA HISTORIA, MANTENEMOS VIVO UN ARTE TRADICIONAL.

    #MINOMBREESMONTECRISTI